La Costa del Sol

‘Costa del Sol’ es el nombre por el cual se conoce, especialmente en el ámbito del turismo, a la costa sobre el Mar Mediterráneo de la provincia española de Málaga, en el extremo sur de la Península Ibérica.

El nombre originalmente fue usado para designar al litoral de la provincia de Alicante, situada al este de Málaga, y luego para referirse al de toda la costa andaluza. Sin embargo, a partir de la década de 1970, cada provincia de la región comenzó a utilizar un nombre específico, y desde entonces se conoce como Costa del Sol exclusivamente al litoral malagueño.

Ubicación

La Costa del Sol limita con Gibraltar hacia el oeste y se extiende hasta el límite con Granada, al este de la localidad de Nerja. En total son unos 185 kilómetros de litoral sobre el Mediterráneo.

La costa completa, con sus playas y localidades, se encuentra flanqueada en toda su extensión por la Cordillera Penibética. Aunque incluye algunas zonas de acantilados y peñascos, la mayoría de sus muchas playas son arenosas. Esto, sumado a su clima soleado y caluroso, con una temperatura promedio anual de 19 grados centígrados, la ha transformado en uno de los grandes destinos para el turismo estival, de Europa y de todo el mundo.

Localidades y municipios

Además de la ciudad de Málaga, capital de la provincia, la Costa del Sol consta de otros catorce municipios. Los más reconocidos para el turismo internacional son probablemente Marbella y Fuengirola, aunque Nerja y Torremolinos también son grandes centros económicos. Los otros municipios que la conforman son, de oeste a este, Manilva, Casares, Estepona, Benahavís, Mijas, Benalmádena, Rincón de la Victoria, Vélez-Málaga, Algarrobo y Torrox.

La principal actividad económica de la región es el turismo, seguida de la actividad portuaria, la construcción, y la agricultura. La gran mayoría de sus municipios obtienen sus principales ingresos del turismo internacional, ya que la Costa del Sol es una de las zonas de veraneo más populares entre los países del norte de Europa.